Los secretos del antiguo pergamino de En-Gedi se desentrañan digitalmente

Los secretos del antiguo pergamino de En-Gedi se desentrañan digitalmente


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El profesor de la Universidad de Kentucky, Brent Seales, y su equipo han desbloqueado más escritos en el antiguo pergamino En-Gedi, el primer pergamino a base de tinta severamente dañado que se desenrolla e identifica de manera no invasiva. A través del desenvolvimiento virtual, han revelado que es la primera copia de un libro del Pentateuco, Levítico, que se haya encontrado en un Arca Sagrada.

Seales y su equipo han descubierto y restaurado texto en cinco envolturas completas del pergamino de piel de animal, un objeto que probablemente nunca se abrirá físicamente para su inspección. En un estudio publicado el 21 de septiembre en Science Advances, Seales y sus coautores describen el proceso y presentan sus hallazgos, que incluyen una imagen maestra del pergamino virtualmente desenrollado que contiene 35 líneas de texto, de las cuales 18 se han conservado y otras 17 se han conservado. ha sido reconstruido.

El pergamino carbonizado de En-Gedi. Imagen cortesía de Leon Levy Dead Sea Scrolls Digital Library, IAA. (Fotografía: S. Halevi | uknow.uky.edu)

"Este trabajo abre una nueva ventana a través de la cual podemos mirar hacia atrás en el tiempo mediante la lectura de materiales que se creían perdidos por daño y deterioro", dijo Seales, quien es profesor y presidente del Departamento de Ciencias de la Computación del Reino Unido. "Hay muchos otros materiales únicos y emocionantes que aún pueden revelar sus secretos; solo estamos comenzando a descubrir lo que pueden contener.

"Estamos publicando todos nuestros datos para el pergamino de En-Gedi: los escaneos, nuestro análisis geométrico, la textura final. Creemos que la comunidad académica tendrá interés en los datos y el proceso, así como en nuestros resultados", dijo. .

  • Los arqueólogos buscan los últimos Rollos del Mar Muerto en la Cueva de las Calaveras
  • Los rollos de Dead Seas revelan que el arca de Noé tenía forma de pirámide

La canalización de software, conocida como "desenvolvimiento virtual", revela texto dentro de objetos dañados mediante el uso de datos de escaneo de alta resolución, que representa la estructura interna del objeto 3-D, para segmentar, texturizar y aplanar digitalmente el pergamino.

Aprenda cómo funciona el desenvolvimiento virtual en el video disponible:

En 2015, Seales y su equipo revelaron los primeros ocho versículos del Libro de Levítico en el pergamino, que tiene al menos 1.500 años y sufrió graves quemaduras en algún momento. Debido a su estado carbonizado, no fue posible preservarlo ni descifrarlo. Sin embargo, el escaneo de alta resolución y el desenvolvimiento virtual le han permitido a Seales recuperar texto sustancial a base de tinta con una calidad tan alta que los académicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén ahora pueden realizar análisis textuales críticos.

Transcripción y traducción parcial de texto recuperado. (Columna 1) Líneas 5 a 7 del pergamino En-Gedi. (Crédito: Brent Seales | uknow.uky.edu)

"Con la ayuda de la asombrosa tecnología de tomografía, ahora podemos concentrarnos en la historia temprana del texto bíblico, ya que el pergamino En-Gedi se ha fechado en los primeros siglos de la era común", dijo Emanuel Tov, de la Universidad Hebrea. coautor y destacado estudioso de la crítica textual de las Biblias hebrea y griega. Michael Segal de la Universidad Hebrea también trabajó con Tov en la crítica textual.

  • Los secretos de los pergaminos chamuscados de Herculano de 2.000 años de antigüedad serán revelados con nueva tecnología
  • Encantamiento mágico descubierto en un antiguo pergamino de plata escrito en idioma desconocido

El pergamino fue desenterrado en 1970 en excavaciones arqueológicas en la sinagoga de En Gedi en Israel, encabezadas por Dan Barag y Ehud Netzer del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea, y Yosef Porath de la Autoridad de Antigüedades de Israel. El Centro de Conservación de Rollos del Mar Muerto de la Familia Lunder de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), que utiliza tecnologías de vanguardia y avanzadas para preservar y documentar los rollos del Mar Muerto, permitió el descubrimiento de este importante hallazgo.

El pergamino En Gedi. ( zwingliusredivivus.wordpress.com)

"El descubrimiento del texto en el pergamino En-Gedi nos asombró absolutamente; estábamos seguros de que fue un disparo en la oscuridad, pero las tecnologías más avanzadas han devuelto a la vida este tesoro cultural", dijo la coautora Pnina Shor, curadora y director del Proyecto de Rollos del Mar Muerto de la Autoridad de Antigüedades de Israel. "¡Ahora, además de preservar los Rollos del Mar Muerto para las generaciones futuras, podemos legar parte de la Biblia de un Arca Sagrada de una sinagoga de 1.500 años de antigüedad!"


ADN antiguo revela los secretos de los pergaminos del Mar Muerto

Utilizando técnicas de extracción de ADN de vanguardia y algoritmos informáticos avanzados, los investigadores han desentrañado con éxito algunos de los secretos históricos más urgentes de los Rollos del Mar Muerto.

En una investigación realizada durante los últimos siete años, un equipo interdisciplinario de la Universidad de Tel Aviv, la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), la Universidad de Uppsala de Suecia y la Universidad de Cornell decodificaron el ADN antiguo de las pieles de animales en las que se escribieron los pergaminos. Pudieron determinar con precisión las relaciones genéticas entre varios fragmentos, lo que podría tener implicaciones de gran alcance para el contexto histórico más amplio de los pergaminos. Los resultados completos de la investigación se publican como artículo de portada del Celda diario de esta semana.

"Descubrimos que podemos extraer información significativa del ADN de los Rollos del Mar Muerto", dijo a The Media Line el profesor Oded Rechavi de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tel Aviv. "Analizar el ADN de los animales a partir de los cuales se hicieron los pergaminos podría arrojar luz sobre la relación entre diferentes piezas y también sobre la historia de los pergaminos como colección".

Muestreo de ADN de un rollo del Mar Muerto. (Shai Halevi / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Los Rollos del Mar Muerto se componen de unos 25.000 fragmentos de cuero y papiro y presentan algunas de las copias más antiguas conocidas de textos bíblicos, producidos entre el siglo III a. C. y el siglo I d. C. Fueron descubiertos cerca de Qumrán, a orillas del Mar Muerto, así como en otros sitios del desierto de Judea entre 1947 y 1956, y la mayoría se encuentran actualmente en el Santuario del Libro del Museo de Israel, en Jerusalén.

Los investigadores tuvieron que superar varios obstáculos técnicos para examinar la composición genética de los Rollos del Mar Muerto. En primer lugar, dijo Rechavi, no estaban seguros de que fuera posible extraer suficiente ADN antiguo auténtico para un análisis adecuado a medida que el ADN se degrada con el tiempo. Además de esto, los científicos tuvieron que descartar cualquier posible contaminante de fuentes modernas, ya que los fragmentos habían sido manipulados por humanos en varias ocasiones.

“Ahora que sabemos que es posible, podemos hacer todo tipo de preguntas”, afirmó Rechavi. “Este es el primer proyecto de este tipo. A partir de esta nueva técnica y esta colaboración única de personas de muchos campos diferentes ... podemos aprender muchas cosas muy sorprendentes e interesantes sobre los pergaminos ".

El equipo también desarrolló nuevos algoritmos informáticos para analizar los datos genéticos que se obtuvieron de las pequeñas muestras que la IAA pudo proporcionar, que a veces consistía solo en "polvo" de pergamino.

“Hace unos años, era muy difícil [de hacer], pero ahora las técnicas son mucho más sensibles y se puede extraer ADN de pequeñas cantidades de material”, dijo Rechavi. “Estábamos sobre el hombro de los gigantes que desarrollaron este campo. La gente ha analizado el ADN antiguo de pergamino en el pasado, pero no pergamino tan antiguo ".

Hasta ahora han surgido varios descubrimientos sorprendentes de la investigación. Si bien los eruditos anteriormente sostenían que los Rollos del Mar Muerto estaban escritos en piel de cabra, se encontró que la mayoría estaban hechos de piel de oveja.

"El análisis genético nos dice mucha información, que luego podemos combinar con lo que sabemos del texto y crear una imagen histórica más coherente y completa que nos dice mucho no solo sobre los pergaminos sino también sobre el período", dijo el Prof. Noam Mizrahi, del Departamento de Estudios Bíblicos de la Universidad de Tel Aviv, dijo a The Media Line.

Prof. Oded Rechavi (izquierda) y Prof. Noam Mizrahi de la Universidad de Tel Aviv. (Tadmit / Universidad de Tel Aviv)

Los académicos han intentado durante mucho tiempo reconstruir los miles de fragmentos y debatir si fueron producidos por una secta radical o si reflejan la sociedad judía más amplia de la época. Algunos creen que los esenios, una secta judía extremista que floreció durante el período del Segundo Templo (hace aproximadamente dos milenios), escribieron los manuscritos antiguos, mientras que otros sostienen que otra secta judía actualmente desconocida podría estar detrás de ellos.

"No podemos probar con certeza que un fragmento en particular fue escrito por esenios", enfatizó Mizrahi. "Lo que podemos decir es que nuestro análisis muestra que los pergaminos se pueden clasificar aproximadamente en dos grupos principales: uno que podría haber sido producido localmente y el otro que fue traído del exterior".


Antiguo rollo quemado "prácticamente sin envolver" para revelar la primera copia de las Escrituras del Antiguo Testamento

El pergamino fue cosido digitalmente para revelar el texto completo. Avances científicos.

Por Josh Davis

Convertido en carbón cuando la sinagoga en la que se encontraba se quemó hace unos 1.500 años, se pensó que el contenido del rollo En-Gedi se había perdido en la historia. Pero en un asombroso nuevo desarrollo, los investigadores han utilizado una nueva técnica para "desenvolver virtualmente" el pergamino y leer lo que se escribió por primera vez en el año 100 d.C.

Usando tomografías computarizadas normalmente reservadas para especímenes biológicos, los arqueólogos en Israel primero colocaron el pergamino en la máquina por un poco de capricho, antes de enviar los resultados al científico informático Brent Seales de la Universidad de Kentucky.

Seales tomó los escaneos del pergamino capa por capa, y luego seleccionó las marcas donde se usó la tinta, seguido de aplanar cada hoja y luego coserlas todas juntas. Al hacerlo, pudo revelar la escritura hebrea en las páginas, que luego fue traducida para revelar pasajes del libro de Levítico, convirtiéndola en la copia más antigua jamás encontrada de una escritura bíblica del Antiguo Testamento.

El pergamino fue descubierto inicialmente en 1970 cuando los arqueólogos estaban excavando los restos de la sinagoga En-Gedi, que se cree que fue destruida cuando la ciudad en la costa occidental del Mar Muerto (cerca de las Cuevas de Qumrán que contenían los famosos rollos del Mar Muerto) fue incendiado en 600 d.C.

Lo que quedaba del pergamino era poco más que un trozo de carbón, tan frágil que apenas se había movido desde que lo encontraron por temor a que se desintegre. Ahora, sus secretos e importancia histórica finalmente han sido revelados, como se informa en la revista Science Advances.


Significado historico

Una vez que Seales y su equipo tuvieron esta visualización, todavía no estaban seguros de lo que tenían. Ninguno de ellos leía hebreo, por lo que esperaron con cierto entusiasmo mientras Shor y sus colegas analizaban el texto. Resultó que el rollo contenía los dos primeros capítulos de Levítico, que casualmente tratan de los holocaustos. Lo increíble de estos capítulos, según el arqueólogo Emanuel Tov, es que son prácticamente idénticos al Texto Masorético medieval, escrito cientos de años después. El rollo En-Gedi incluso duplica los saltos de párrafo exactos que se ven más tarde en el hebreo medieval. La única diferencia entre los dos es que el hebreo antiguo no tenía vocales, por lo que se agregaron en la Edad Media.

Tov lo llamó "100 por ciento idéntico a los textos medievales, tanto en sus consonantes como en sus divisiones de párrafos". Añadió: "La misma corriente central del judaísmo que usó este pergamino levítico en uno de los primeros siglos de nuestra era continuaría usándolo hasta finales de la Edad Media cuando se inventó la imprenta. El pergamino trae la buena noticia de que la antigua fuente de el texto medieval no cambió durante 2000 años ". En otras palabras, la comunidad judía logró retener parte de la redacción exacta en pasajes de sus textos bíblicos durante siglos, a pesar de los trastornos culturales masivos y los cambios en sus idiomas.

El arqueólogo Michael Segal dijo que el rollo En-Gedi "nos enseña que el texto [bíblico] que tenemos y que se usa hoy como texto tradicional es un texto muy antiguo en todos sus detalles". Advirtió que, por supuesto, solo las consonantes son iguales, y aún tenemos que leer el resto de los pergaminos En-Gedi. Sin embargo, este pergamino proporciona una fuerte evidencia de que el Tanaj de hoy "ya existía en una forma estandarizada en el siglo I E.C."


Nuevas excavaciones

Si bien la excavación arqueológica no es una técnica nueva, es importante en la historia de los Rollos del Mar Muerto. Se están llevando a cabo excavaciones en cuevas en el desierto de Judea para asegurarse de que los restos arqueológicos (incluidos los pergaminos no descubiertos) se encuentren antes de que los saqueadores lleguen a ellos. Esta imagen muestra una excavación en curso en un lugar que ha llegado a conocerse como la "Cueva de las Calaveras", en Nahal Tse'elim en el desierto de Judea. Si bien esta cueva fue excavada previamente por arqueólogos, la actividad de saqueo reciente indica que hay más por encontrar.


Leyendo lo ilegible: Seales y el equipo revelan el texto del pergamino del Mar Muerto

LEXINGTON, Ky. (23 de julio de 2020) Es un rompecabezas de 25.000 piezas que los investigadores anhelaban resolver. Eso se debe a que los 25.000 fragmentos representan los Rollos del Mar Muerto, y en su interior hay secretos antiguos, misterios que han estado encerrados durante 2.000 años.

Durante más de dos décadas, Brent Seales ha trabajado tenazmente para ayudar a resolver el rompecabezas.

Seales, profesor y presidente del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Kentucky, es considerado el principal experto en la restauración digital de manuscritos dañados e ilegibles. Hasta el día de hoy, su búsqueda para descubrir la sabiduría de los antiguos está en constante evolución.

Ahora, Seales y su dedicado equipo de personal y estudiantes investigadores están un paso más cerca.

“Estamos utilizando la tecnología para revelar texto nuevo de algunas de las colecciones con más historia del mundo. Si bien la biblioteca invisible de textos oscurecida por los daños representa un inmenso desafío técnico, tiene un enorme potencial de descubrimiento ”, explicó. "El progreso significativo que estamos logrando con los fragmentos de la colección de Rollos del Mar Muerto nos inspira a seguir trabajando hacia un conjunto completo de herramientas para revelar cada manuscrito en la biblioteca invisible".

El descubrimiento de los rollos del Mar Muerto se hizo público

En noviembre de 2018, la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) invitó al equipo, comúnmente conocido como Iniciativa de Restauración Digital (DRI), a continuar su trabajo en los Rollos del Mar Muerto. Se realizaron escaneos de micro-TC en cinco elementos de la colección, incluido un pequeño fragmento encontrado en la Cueva 11 en Qumrán en Cisjordania de Israel.

La primavera siguiente, Anthony Tamasi, un estudiante de ciencias de la computación en la Facultad de Ingeniería, comenzó a trabajar en los datos. Utilizando tecnología de vanguardia, pudo desenvolver virtualmente cinco capas del fragmento de varias capas para revelar imágenes claras de escritura antigua.

“Cuando vi por primera vez el texto dentro del pergamino, me sentí como si fuera un niño otra vez, como cavar en la arena en busca de fósiles en una de esas exhibiciones del museo y encontrar uno. Estaba tan emocionado ”, dijo Tamasi. “Fui la primera persona en ver el contenido del pergamino este milenio. No hay muchas oportunidades como esa ".

El avance desbloquea un nuevo desafío

"Se han recuperado unos 30 caracteres de las distintas capas sin envolver. Las hermosas letras se pueden descifrar fácilmente, pero el texto existente todavía no es suficiente para reconocer si está escrito en hebreo o arameo", Oren Ableman y Beatriz Riestra, los eruditos de La IAA encargada de descifrar el texto, dijo: “La investigación continua de la restauración digital y la posible detección de cualquier rastro adicional de tinta recuperada mediante el análisis de imágenes del DRI permitirá leer un texto que todavía es un misterio. "

Los académicos del Programa de Estudios Judíos de la Facultad de Artes y Ciencias del Reino Unido también estaban entusiasmados con los resultados de la tecnología de imágenes y las letras recién descubiertas.

“La escritura en sí es de estilo arameo 'cuadrado' (escritura Ashurit), que es el mismo sistema de escritura que uno reconocería como hebreo escrito hoy en día”, Jim Ridolfo, profesor asociado de estudios judíos y del Departamento de Escritura, Retórica y Estudios digitales, dijo. “Pero en el momento en que se escribieron los Rollos del Mar Muerto, la escritura Ashurit podría usarse para escribir arameo (el idioma) o hebreo bíblico. Qumran también contenía manuscritos paleo-hebreos como 11QpaleoLev, así como textos arameos escritos en Ashurit, por lo que tanto escrituras como idiomas estaban presentes en el sitio ".

Por ahora, lo que se puede decir es que el equipo de Seales ha revelado un conjunto de caracteres claramente definidos en la escritura hebrea cuadrada, que es muy similar a la escritura cuadrada hebrea moderna, que es típica de los manuscritos hebreos y arameos de la época. Debido a que el hebreo y el arameo usan la misma escritura, los caracteres individuales no son evidencia suficiente por sí mismos para sacar conclusiones sobre el idioma usado para escribir el texto.

“Por ejemplo, si revelamos las letras NEC, no podría concluir que el idioma del documento sea inglés o español, porque fácilmente podría estar viendo 'NECESARIO' o 'NECESARIO'”, Eric Welch, senior profesor en el Lewis Honors College, agregó. “De la misma manera, un pequeño conjunto de caracteres dificulta determinar qué texto bíblico podría ser este. Lo que ha hecho el equipo de Brent es maravilloso, y es solo cuestión de tiempo antes de que podamos comenzar a responder estas preguntas ".

Estas preguntas inspiran al equipo de Seales. “Trabajar en el proyecto de los Rollos del Mar Muerto me ha animado a estar más abierto a las oportunidades de la informática en diferentes campos, como las humanidades digitales”, continuó Tamasi. "La experiencia me ayudó a darme cuenta de que los científicos informáticos y los ingenieros de software pueden tener un impacto digital directo en casi cualquier cosa, incluidas cosas como pergaminos que se han considerado explícitamente físicos".

Seales y su equipo logran un avance sin precedentes en 2015, revelan el texto bíblico

En 2015, Seales utilizó la tecnología revolucionaria para leer partes de un antiguo pergamino hebreo, parte de la colección estatal de pergaminos de la IAA, por primera vez.

En 1970, los arqueólogos desenterraron el pergamino en En-Gedi, el sitio de una antigua comunidad judía cerca del Mar Muerto que floreció durante el período bizantino. Según los investigadores, un incendio destruyó el sitio en el año 600 d.C. (d.C.), dejando rollos de pergamino carbonizados.

El documento de piel de animal estaba muy quemado. Tan delicado, solo tocar su superficie hacía que las piezas se despegaran. Intentar leerlo desenvolviendo físicamente las capas destruiría el artefacto sin posibilidad de reparación.

Los fragmentos de En-Gedi quemados permanecieron almacenados durante más de 40 años. Mientras tanto, los arqueólogos creían que el contenido, si alguna vez se pudiera leer, sería significativo.

Ese resultó ser el caso, cuando la IAA le pidió a Seales que intentara su método de "desenvolvimiento virtual" recientemente desarrollado. Al hacerlo, descubrió el comienzo del Libro de Levítico. Se cree que fue escrito entre los siglos II y III d.C. (d.C.), el texto representa la copia más antigua de un libro de la Biblia descubierto en Israel después de los Rollos del Mar Muerto.

El descubrimiento solidificó la reputación de Seales como "el hombre que puede leer lo ilegible".

"El texto revelado del pergamino En-Gedi fue posible sólo gracias a la colaboración de muchas personas y tecnologías diferentes", dijo Seales. "El último paso del desenvolvimiento virtual, realizado a través del arduo trabajo de un equipo de talentosos estudiantes, es especialmente satisfactorio porque produjo un texto bíblico legible e identificable a partir de un pergamino que se cree que está más allá del rescate".

La tecnología detrás de los descubrimientos

El trabajo sin precedentes de Seales para restaurar manuscritos dañados culminó con el desarrollo del Cartógrafo de volumen, un revolucionario programa informático para localizar y mapear superficies 2D dentro de un objeto 3D. La tubería de software, que es el motor que impulsa el desenvolvimiento virtual, se utiliza en imágenes micro-CT de resolución extremadamente alta, lo que permite a los académicos leer un documento sin necesidad de abrirlo físicamente.

La primera etapa, "segmentación", aísla las superficies del documento dentro del escaneo y produce un modelo 3D para cada página. A continuación, la etapa de "texturizado" busca la señal de tinta en el conjunto de datos e incrusta esa señal en el modelo de superficie. La etapa final de la tubería, el "aplanamiento", transforma la superficie 3D en imágenes 2D que los académicos pueden leer fácilmente.

Avanzando

Si bien el primer software de su tipo ha impactado profundamente la historia y la literatura, no todos los artefactos dañados son iguales.

El equipo está desarrollando continuamente nuevos algoritmos diseñados para abordar mejor los desafíos. Su último enfoque utiliza redes neuronales convolucionales y técnicas de aprendizaje automático para automatizar el proceso de segmentación e identificar señales de tinta de carbón, que es notoriamente difícil de detectar usando micro-CT.

Y aunque, a veces, el progreso es lento y los avances parecen distantes, Seales sigue siendo optimista. Está seguro de que es solo cuestión de tiempo antes de que los artefactos considerados "ilegibles" sucumban a la tecnología moderna y, lo que es más importante, a la determinación de su equipo.

“Nuestro próximo paso es convertir la Iniciativa de Restauración Digital en un laboratorio de imágenes y restauración de clase mundial”, dijo Seales. "Superar los daños sufridos durante un período de 2000 años no es un desafío pequeño. Pero enfrentar grandes desafíos con determinación e innovación, e inventar una nueva forma de avanzar, es exactamente la razón por la que estudiantes como Anthony Tamasi vienen a la Universidad de Kentucky".

Puede ver una representación 3D del fragmento de Rollo del Mar Muerto aquí.

Los escaneos de los fragmentos fueron posibles gracias, en gran parte, a un generoso regalo de Lee y Stacie Marksbury. Lee, ambos exalumnos del Reino Unido, se graduó con una licenciatura en economía e historia, mientras que Stacie obtuvo una licenciatura en educación primaria.

"Después de ver el trabajo de Seales y su equipo, Stacie y yo quedamos absolutamente impresionados. La tecnología y la técnica fueron fascinantes y algo que nunca imaginamos posible", dijo Lee. "Más allá de eso, sin embargo, estaba la información que se pudo desbloquear con éxito. La idea de que estos documentos se leyeran por primera vez desde la antigüedad era algo que no dudamos en respaldar".

Para completar el proyecto de los Rollos del Mar Muerto, la financiación sigue siendo imprescindible. Puede encontrar más información sobre la Iniciativa de Restauración Digital y cómo puede participar en línea.

La Universidad de Kentucky es cada vez más la primera opción para que los estudiantes, el profesorado y el personal persigan sus pasiones y sus metas profesionales. En los últimos dos años, Forbes ha nombrado al Reino Unido entre los mejores empleadores para la diversidad, y INSIGHT into Diversity nos reconoció como un Campeón de la Diversidad durante tres años consecutivos. El Reino Unido se encuentra entre los 30 mejores campus del país en cuanto a inclusión y seguridad LGBTQ *. El Reino Unido ha sido juzgado como una "Gran Universidad para Trabajar" durante dos años consecutivos, y el Reino Unido se encuentra entre las 22 universidades del país en la lista de Forbes de "Mejores empleadores de Estados Unidos". Estamos entre el 10 por ciento superior de instituciones públicas. para gastos de investigación, un símbolo tangible de nuestra amplitud y profundidad como universidad centrada en el descubrimiento que cambia vidas y comunidades. Y nuestros pacientes saben y aprecian el hecho de que UK HealthCare ha sido nombrado el mejor hospital del estado durante cuatro años consecutivos. Reconocimientos y distinciones son geniales. Pero son más importantes por lo que representan: la idea de que la creación de una comunidad de pertenencia y compromiso con la excelencia es la forma en que honramos nuestra misión de ser no simplemente la Universidad de Kentucky, sino la Universidad por Kentucky.


Historia sin envolver

Brent Seales se ha dedicado a descubrir secretos perdidos. Con un software especializado que él y su equipo desarrollaron, el informático de la Universidad de Kentucky puede leer pergaminos antiguos demasiado frágiles para desenrollarlos. Recientemente, observó cómo las consonantes hebreas de los restos carbonizados de un antiguo pergamino judío aparecían en la pantalla de una computadora.

Los arqueólogos descubrieron el pergamino en 1970 en En-Gedi, el sitio de una antigua sinagoga en Israel que ardió en el siglo VI. El fuego redujo el documento a un bulto carbonizado que se desmoronaba al menor contacto. Pero el año pasado, el software de Seales prácticamente desenvolvió un escaneo tridimensional de la estructura interna del pergamino, compactando el texto a imágenes bidimensionales. Siglos después de su última lectura, la escritura del pergamino volvió a ser accesible. En el interior había dos capítulos del Libro de Levítico que los investigadores del carbono fecharon la tinta en el siglo III.

Discover habló con Seales sobre sus esfuerzos para desenvolver el pergamino En-Gedi, así como su próximo proyecto.

P: Cuéntenos sobre la tecnología detrás de su método. ¿Cuál fue la clave para "desenrollar" este pergamino?

R: La tomografía [una versión tridimensional de los rayos X, que también se utiliza en las tomografías computarizadas de los hospitales] es la base de todo. Pero otra pieza clave ha sido la aceleración del manejo de grandes conjuntos de datos y poder visualizarlos en computadoras comunes. Eso se ha hecho solo en los últimos cinco años.

P: Sin ser demasiado técnico, ¿cómo se imaginó la forma en que se verían las letras de los escaneos si se distribuyeran?

R: Los datos de escaneo que provienen de la tomografía son muy desestructurados y difíciles de visualizar. Así que crear mallas virtuales [el componente del software que representa el papel del pergamino] y desarrollar cómo deberían verse, fue clave en esa visualización. Esas eran cosas que tenían que suceder para poder leer algo en un conjunto de datos tan complicado.

P: ¿Cómo está cambiando su software la forma en que los investigadores estudian este tipo de textos dañados?

R: Es completamente no invasivo. Puede leerlos sin abrir o alterar los artefactos reales. Estos pergaminos son tan frágiles que incluso sacarlos de la colección causa daños. Entonces, la tecnología nos permite adentrarnos en un mundo virtual sin tener que lidiar con un mundo físico, donde podrías dañar algo.

P: Ahora estás trabajando con textos enterrados por la erupción del Vesubio en el 79 d.C. ¿Qué esperas con este último proyecto?

R: Abrir incluso algunos de esos pergaminos promete ser el mayor descubrimiento jamás realizado en la literatura de la antigüedad. Algunas personas piensan que serán simplemente textos más filosóficos. Pero algunos podrían ser textos perdidos y esta tecnología podría revelarlos nuevamente al mundo. Eso es realmente emocionante.

P: ¿Cómo han cambiado estos proyectos su perspectiva sobre la programación de software?

R: He aprendido que estas cosas son más personales y están más conectadas conmigo de lo que pensaba. Si lee la literatura, verá todo lo que tenemos ahora: amor, conflicto, personas que intentan comprender su lugar en el mundo. Me aparto y me doy cuenta de lo especial que es y de lo que significa ser humano.


Cómo leer un pergamino antiguo sin desenvolverlo

Una nueva técnica de procesamiento de imágenes se ha asomado a un antiguo rollo de pergamino de Israel, lo que permite a los investigadores desenvolver virtualmente el pergamino quebradizo y leer el texto contenido en su interior por primera vez.

El pergamino En-Gedi fue descubierto en Israel en 1970, pero estaba tan carbonizado que incluso tocarlo corría el riesgo de desintegrarse. Se había almacenado durante 45 años, sin esperanzas de descubrir sus secretos hasta ahora. En colaboración con la Autoridad de Antigüedades de Israel, los investigadores de la Universidad de Kentucky utilizaron una forma de análisis de rayos X llamada tomografía microcomputada (micro-CT) para despegar cada capa delicada del pergamino y representar digitalmente una versión plana y legible del artefacto. .

Lento, pero vale la pena

Su proceso fue laborioso e involucró varios pasos discretos. Para leer completamente el rollo, los investigadores tuvieron que separar cada capa enrollada del todo, un proceso que se hizo aún más difícil por el hecho de que las capas están retorcidas y comprimidas.

Su primer paso fue superponer una malla de pequeños triángulos sobre la estructura tridimensional del pergamino para separar las capas individuales. El siguiente desafío fue elegir las letras inscritas en el pergamino. Lo lograron mapeando las diferentes densidades de varios elementos dentro del pergamino: la tinta utilizada contenía metal y, por lo tanto, era más densa, lo que hacía que se destacara contra el pergamino. Luego aplanaron el pergamino en una hoja continua esencialmente invirtiendo algorítmicamente el proceso de enrollarlo. Finalmente, tuvieron que fusionar los cientos de instantáneas individuales del pergamino en un todo cohesivo, un proceso que a veces involucró a los investigadores ensamblando las imágenes a mano.

Se quedaron con una sola página que contenía dos columnas de escritura hebrea legible. El texto que contiene parece ser una copia del libro bíblico de Levítico, lo que lo convierte en una de las copias más antiguas de un libro del Pentateuco jamás descubierto. El rollo En-Gedi se ha fechado en el siglo IV d.C. o en el siglo II, según el método utilizado. Solo los Rollos del Mar Muerto, descubiertos aproximadamente en la misma área y del mismo período de tiempo, son más antiguos.

El pergamino sin envolver. (Crédito: Imagen cortesía de Leon Levy Dead Sea Scrolls Digital Library, IAA. Foto: S. Halevi)

"El daño y la descomposición es el orden natural de las cosas", dice Brent Seales, hablando durante una conferencia de prensa. El investigador de la Universidad de Kentucky dirigió el esfuerzo de escanear el pergamino. "Pero puede ver que a veces es absolutamente posible retirar un texto del borde de la pérdida".

El pergamino había sido escaneado antes por el mismo equipo, pero esos esfuerzos produjeron solo las primeras líneas del texto. Esta vez, los investigadores pudieron recuperar casi toda la escritura antigua, con la excepción de algunas áreas donde el pergamino se había quemado por completo. Publicaron su trabajo el miércoles en Science Advances.

Mejor que antes

La técnica utilizada para leer el pergamino En-Gedi tiene algunas similitudes con otros intentos de leer objetos dañados de adentro hacia afuera. A principios de este año, investigadores de Francia que utilizaron un sincrotrón pudieron observar el interior de un pergamino muy quemado recuperado de Herculano, enterrado después de la erupción del Vesubio. Utilizaron una técnica de rayos X diferente y se basaron en el hecho de que la tinta metálica del interior emitía fluorescencia bajo la radiación, lo que les permitía distinguir letras individuales. Sin embargo, ese equipo no pudo reconstruir completamente la escritura interna.

"El Pergamino En-Gedi es una prueba positiva de que potencialmente podemos recuperar todo el texto del material dañado, no solo unas pocas letras o una palabra especulativa", dice Seales.

Perspectivas importantes de la historia bíblica

Poder leer el texto en su totalidad es importante para los eruditos bíblicos que intentan reconstruir la historia de la humanidad y el libro más famoso. Hoy en día, la Biblia hebrea y el Antiguo Testamento cristiano se basan en el texto masorético, un manuscrito que data de la época medieval. Of course, that book is based on older texts, but many have been lost, or are incomplete. New texts provide researchers a chance to observe the evolution of biblical manuscripts and compare and contrast various versions with one another.

The researchers say that the book of Leviticus contained within the En-Gedi scroll appears to correlate perfectly with the account given by the Masoretic text, although the two are separated by hundreds of years. This is of great interest to Biblical scholars, as it pushes back the date of their seminal text and shows that the version of the Hebrew bible in use today had been standardized by at least the fourth century.

This may be only the first scroll to be analyzed with the technique developed by Seales and his team. The En-Gedi scroll was previously just a curiosity, rendered of little use by its severely damaged condition. With advanced analytic techniques, the researchers were able to breathe new life into an important archaeological artifact. There are undoubtedly more texts like the En-Gedi scroll languishing in museums and collections around the world, just waiting to be opened anew.


PTIJ: Can a Torah scroll reveal &ldquoJewish&rdquo national treasures? [closed]

Want to improve this question? Update the question so it's on-topic for Mi Yodeya.

I was watching the movie “National Treasure” and thought how can I apply the lessons of this movie to Judaism. In the movie, Ben Gates (Nicolas Cage) decides to steal the Declaration of Independence. He is told that it could reveal some secret information, specially encoded by the Founders. On the back of the Declaration of Independence is a treasure map written in invisible ink (ferrous sulfate) which could reveal an ancient hidden treasure. To bring out the encryption one applied lemon juice to the back of the document. When heat is applied the ink becomes visible.

Everyone agrees that the Declaration of Independence is the most important document in US history. Similarly, the Torah is what bides Jews together for a millennium and is very important to Jews. Both documents contain intrinsic, moral messages about equality: Jefferson wrote that "all men are created equal." Genesis 1:27: "G-d created man in His image, in the image of G-d He created him male and female He created them." Both are written on parchment animal skin with black ink. Some Jews believe in Torah codes, cryptic messages hidden throughout the Torah.

If we apply the same logic to the Torah, is it possible that the back of a Torah scroll also contains the secret location of Solomon's treasures, the Lost Ark, or even the “The Ten Lost Tribes,” which can be seen as a treasure? According to halakha, Jewish law, is it permissible to swab some lemon juice on the back of a Torah scroll?


Wondergadget Allows Researchers To Read a Charred Biblical Scroll

For over forty years, archaeologists have longed to peek inside a badly damaged ancient scroll found on the western shore of the Dead Sea. Now an international team of scientists has managed to do so by virtually unrolling the scroll, revealing the text hidden deep within: the first few verses from the book of Leviticus.

It’s a striking example of using advanced technologies to shed light on ancient secrets. The details are described in a new paper in Science Advances.“The En-Gedi scroll is proof positive that we can potentially recover the whole text from damaged material, not just a few letters or a speculative word,” lead author Brent Seales, of the University of Kentucky, said during a press conference yesterday.

The virtual unwrapping software package is called Volume Cartography, and it should be available sometime next year as open-source software. Because it is completely non-invasive, this new multi-stage approach could be a game changer in the analysis of fragile archaeological objects.

First, the team scanned the scroll using micro-computed tomography—a commercially available machine often used for cancer imaging. Then they used a process called segmentation to digitally create pages, followed by texturing and flattening techniques. Finally, they virtually “unrolled” the scroll to reveal the writing inside.

“We’re losing precious information about our history every day, not because we cannot decipher it, but because we can’t access it in the first place,” Phillipa Benson, managing editor of Science Advances, said. That’s because most analytic methods would damage or destroy these precious artifacts. “So many researchers have to choose between preserving the integrity of a physical artifact or extracting the knowledge it contains.”

First excavated in the 1970s, the scrolls were recovered from the ark of an ancient synagogue at En-Gedi (“spring of the goat”), the site of an ancient Jewish community that was destroyed by fire around 600 CE. The scrolls were far too badly damaged to permit any significant analysis. Honestly, although technically they are made of animal skin parchment, they’re pretty much just small lumps of charcoal to the naked eye, like this one:

The lumps are so fragile that merely touching them caused them to deteriorate even more. According to co-author Pnina Shor, director of the Dead Sea Scrolls Project at the Israel Antiquities Authority in Jerusalem, when the scrolls were first excavated, a team member brought in the box of charcoal chunks and asked her to scan them. “I said, ‘You must be joking,’” she recalled.

But decades later, when she was selecting various unwrapped Dead Sea scrolls for scanning, Shor plucked one of the lumps out of the box to include in the scanning, just in case. And that was the only scroll that turned out to be significant in the batch, most likely because of the presence of metal in the ink.

But it still wasn’t possible to see what might be inside. That’s when Shor contacted Seales, an expert in advanced digitization techniques for examining damaged materials. “The magic—or secret sauce, if you will—is not in the scanning alone,” said Seales. His analysis combined digital scanning of a rolled-up object (like the En-Gedi scroll) with a series of imaging processing techniques that ultimately produce a flattened-out unrolled image of the interior layers.

They weren’t expecting to find actual, readable text, but they did. “Of course, we were elated,” said Seales when he first realized the markings were textual in nature. “But I think the real joy came when Pnina send me back the [analysis] results. Because then I knew that not only were we seeing writing, but it was readable, and she and her team were able to identify it as a known text. At that point we were absolutely jubilant.”

Appropriately enough, given that the scrolls were damaged by fire, the passage deals with burnt offerings.

“Never in our wildest dreams did we think that anything would come out of it,” Shor said. “The discovery of the text in the En-Gedi scroll absolutely astonished us. It was certainly a shot in the dark.”

The image quality is good enough that it was possible for Hebrew scholars to perform textual criticism.

“I think we can safely say that since the completion of the publication of the Corpus of Dead Sea Scrolls about a decade ago. the En-Gedi Leviticus Scroll is the most extensive and significant biblical text from antiquity that has come to light,” said co-author Michael Segal of Hebrew University in Jerusalem, who analyzed the text from the resulting digital images. “We were amazed at the quality of the images. Much of the text is as close to readable as actual unharmed Dead Sea Scrolls.”

This text survived, Segal said, because the scroll was rolled in such a way that the opening verses were on the inner layers, protecting from being completely destroyed by that sixth century fire. The hope is that more of the text could be recovered over the next few months.

According to the textual analysis published by Segal and his colleague, Emmanuel Tov, today in the journal Textus, there are 18 lines of text in each column, containing all consonants and no vowels. For instance, “Kentucky” would have been written as “K-N-T-C-K” and the reader would fill in the vowels. “This means that the scroll was written before the ninth century, when the vowel signs were invented,” said Tov.

And the passages are identical, right down to paragraph breaks, to the so-called Masoeretic text—the most authoritative Jewish text, according to Segal and Tov, dating from the medieval period. Carbon dating further refines the time period as being from the second, third, or fourth centuries.

Seales and his colleagues are still working to virtually unwrap the outermost ayers of the En-Gedi scroll, although they are not optimistic since they are so badly damaged. In the future, Seales hopes to further refine his approach to image scrolls with other kinds of ink chemistries, as well as applications in forensic and intelligence gathering. “Damage and decay is the natural order of things, but you can see that sometimes you can absolutely pull a text back from the brink of loss,” he said.


Ver el vídeo: Presentacion Active Skin